31 ene. 2012

Antes y después de una silla

El tamaño de esta silla es ideal  para poderla colocar en cualquier rincón.
La madera estaba en buenas condiciones, pero el tapizado ya estaba muy estropeado, así que decidimos darle un aire nuevo.


La hemos pintado con  un par de capas de pintura de color oro blanco .
Y después la hemos tapizado con una tela  en tonos marrones y plata.
Y aquí veis el resultado.


Esta otra también estaba  en color madera, pero en este caso le hemos puesto pan de plata.
Y el tapizado en colores  negro y plata.
Han quedado muy elegantes ¿no os parece?



3 comentarios:

  1. guapa...me dejas a cuadros!!!qué preciosidad de sillas!!alucinante el cambio,y para bien...la primera me ha dejado sin habla...felicidades,una restauradora en toda regla...besos

    ResponderEliminar
  2. Unas sillas maravillosas, me encantan.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Preciosas, sobre todo la primera me ha encantado, tengo yo una para restaurar, y mira tu que la veo camino de Laredo

    ResponderEliminar